Arteriograma cerebral

¿Qué es un arteriograma cerebral?

Un arteriograma es una radiografía de los vasos sanguíneos. Cuando se realiza en el cerebro, se llama arteriograma cerebral o angiografía cerebral. Se utiliza para revisar si hay alteraciones en los vasos sanguíneos, como los siguientes:

  • Inflación de un vaso sanguíneo (aneurisma)

  • Estrechamiento de un vaso sanguíneo (estenosis)

  • Obstrucciones

Para realizar un arteriograma, el proveedor de atención médica introduce un catéter en un vaso sanguíneo grande e inyecta un medio de contraste. El medio de contraste hace que los vasos sanguíneos aparezcan en la imagen radiográfica. Esto permite que el proveedor de atención médica vea mejor los vasos que se están examinando.

Para realizar un arteriograma cerebral, el catéter se suele insertar en una arteria de la ingle (entrepierna). A veces, se utiliza una arteria grande en el brazo. Rara vez se deberá utilizar una arteria del cuello. La arteria de la entrepierna es la que más frecuentemente se usa por la facilidad de acceso. Una vez que se introduce el catéter, se inyecta el medio de contraste. A continuación, se realiza una serie de radiografías. Estas imágenes muestran las arterias, las venas, los capitales y el flujo sanguíneo del cerebro.

¿Por qué podría necesitar un arteriograma cerebral?

Esta prueba puede recomendarse cuando pruebas anteriores no brindaron suficiente información.

El arteriograma cerebral se usa para revisar si hay alteraciones en los vasos sanguíneos dentro del cerebro o que conducen a este. Como, por ejemplo:

  • Inflación o abultamiento de un vaso sanguíneo (aneurisma)

  • Estrechamiento de un vaso sanguíneo (estenosis)

  • Estrechamiento de las arterias (aterosclerosis)

  • Inflamación de los vasos sanguíneos que los estrecha (vasculitis)

  • Conexión anormal entre las arterias y las venas (malformación arteriovenosa)

  • Un coágulo de sangre dentro de un vaso sanguíneo (trombosis)

  • Un espasmo del vaso sanguíneo que provoca un estrechamiento irregular de este (vasoespasmo)

  • Bloqueo completo de un vaso sanguíneo

Una arteriograma cerebral se puede utilizar para localizar o evaluar las pinzas (clips) en los vasos sanguíneos que se hayan colocado durante procedimientos quirúrgicos anteriores.

Es posible que el proveedor de atención médica tenga otros motivos para indicarle un arteriograma cerebral. Hable con su proveedor de atención médica sobre los motivos para realizarse la prueba.

¿Cuáles son los riesgos de un arteriograma cerebral?

Quizá sea conveniente que hable con su proveedor de atención médica sobre la cantidad de radiación que se utiliza durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación. Se recomienda llevar un registro de su historial de exposición a la radiación en tomografías computarizadas y otros tipos de radiografías para que pueda compartirlo con su proveedor de atención médica. Los riesgos asociados a la exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad de exámenes o tratamientos con rayos X que haya recibido durante períodos prolongados.

Dígale a su proveedor de atención médica si está embarazada o sospecha que puede estarlo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede causar anomalías congénitas. Si se tiene que hacer un arteriograma cerebral, se tomarán precauciones especiales para minimizar la exposición del feto a la radiación.

Existe el riesgo de que tenga una reacción alérgica al tinte que se usa en esta prueba. Informe al proveedor si tiene alergia o es sensible a medicamentos, medios de contraste, mariscos o al yodo. Además, dígale al proveedor si tiene insuficiencia renal u otros problemas en los riñones.

Dígale también si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si toma anticoagulantes, aspirinas u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Tal vez tenga que dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

Dado que el procedimiento afecta los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo del cerebro, existe un pequeño riesgo de complicaciones que afecten al cerebro. Entre estas complicaciones, se incluyen las siguientes:

  • Pérdida del conocimiento

  • Accidente isquémico transitorio (AIT)

  • Parálisis en un lado del cuerpo (hemiplejia)

  • Coágulo de sangre en los vasos sanguíneos (émbolo)

  • Sangrado o hematomas en el lugar de la punción

  • Infección

  • Acumulación de sangre e hinchazón (hematoma) en el lugar donde se inserta el catéter

  • Ataque cerebral

  • Pérdida de la capacidad de hablar o comprender el habla (afasia)

Es posible que haya otros riesgos, según la afección específica. Hable con proveedor de atención médica sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para un arteriograma del cerebro?

  • El proveedor de atención médica le explicará el procedimiento y le consultará si tiene preguntas.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga preguntas si algo no está claro.

  • Comunique al proveedor de atención médica, al radiólogo o al técnico si alguna de las situaciones corresponde a su caso:

    • Ha tenido alguna vez una reacción a un medio de contraste, o si es alérgico al yodo o a los mariscos.

    • Tiene alergia o sensibilidad a cualquier medicamento, al látex, a la cinta adhesiva y a la anestesia (ya sea local o general).

    • Está embarazada o cree que puede estarlo.

    • Tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o toma anticoagulantes, aspirinas u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Tal vez tenga que dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Siga las instrucciones que le den con respecto a no comer ni beber antes del procedimiento.

  • Bríndele a su proveedor de atención médica una lista de todos los medicamentos con receta y de venta libre, y de todas las hierbas medicinales, vitaminas y suplementos que está tomando.

  • Es posible que le administren medicamentos para que se relaje y se duerma antes del procedimiento. Si se va su casa después del procedimiento, alguien debe acompañarlo y llevarlo a su casa.

  • También es posible que le den medicamentos anticolinérgicos. Esto ralentiza la producción de saliva. También bloquea la producción de ácido en el estómago y ralentiza las actividades del tubo digestivo. Si recibe este medicamento, es posible que sienta la boca seca.

  • En función del lugar donde se inyecte el medio de contraste, el período de recuperación puede durar hasta 12 horas. Es posible que deba pasar la noche en el hospital si es necesario.

  • El proveedor de atención médica podría pedirle un análisis de sangre antes del procedimiento para saber cuánto tiempo tarda en coagular su sangre. También se pueden hacer otros análisis de sangre.

  • Es posible que su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones sobre qué hacer antes del procedimiento.

¿Qué ocurre durante un arteriograma cerebral?

El arteriograma cerebral puede realizarse en forma ambulatoria o mientras usted está hospitalizado. Los procedimientos varían según su afección y las prácticas de su proveedor de atención médica.

En general, un arteriograma cerebral sigue estos pasos:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, las joyas, los accesorios para el pelo, las dentaduras postizas u otros objetos que puedan obstaculizar el procedimiento.

  2. Si le piden que se quite la ropa, le darán una bata para que se coloque.

  3. Se le recordará que debe vaciar la vejiga antes de iniciar el procedimiento, que puede demorar hasta 3 horas.

  4. Se lo ubicará en la camilla para radiografías.

  5. Se lo conectará a un monitor de electrocardiograma (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón. Durante el procedimiento, le controlarán la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y el sistema nervioso. Le colocarán una sonda intravenosa para administrarle el medicamento sedante.

  6. Se coloca una sonda delgada y blanda (catéter) en la arteria del cuello, brazo o entrepierna. Esto se hace después de que se limpie la piel, se le dé un medicamento anestésico (anestesia local) y se haga un pequeño corte (incisión).

  7. Si el catéter se coloca en una arteria de la ingle o del brazo, el radiólogo comprobará los pulsos por debajo del lugar. Los marcarán con un rotulador para poder revisar la circulación de la extremidad por debajo del lugar después del procedimiento. En algunos casos, el catéter se coloca en una arteria del cuello. Si se utiliza el cuello, se colocará una almohada bajo los hombros para mantener el cuello extendido. La cabeza se mantendrá en su sitio con una correa o cinta adhesiva para evitar el riesgo de dañar la arteria al mover la cabeza. Si se utiliza la ingle o el brazo, se puede afeitar el lugar antes de la inserción del catéter.

  8. Una vez que el catéter se introduce en la arteria, se inserta hasta una arteria del cuello. Se utilizará un tipo especial de radiografía (fluoroscopia) para comprobar dónde está el catéter dentro del cuerpo.

  9. Se le administrará una inyección con el medio de contraste. El medio de contraste hace que los vasos sanguíneos aparezcan en la imagen radiográfica. Esto permite al proveedor de atención médica ver mejor la estructura del vaso o de los vasos. Puede sentir algunos efectos cuando se inyecta el medio en el catéter. Pueden ser sensación de sofoco, sabor salado o metálico en la boca, dolor de cabeza breve, náuseas o vómitos, entre otros. En general, duran solo unos momentos.

  10. Hágale saber al radiólogo de inmediato si siente que tiene dificultad para respirar, sudoración, entumecimiento o palpitaciones.

  11. Luego de que le inyecten el medio de contraste, se tomará una serie de radiografías. La primera serie de radiografías muestra las arterias y la segunda serie muestra el flujo sanguíneo capilar y venoso.

  12. Según el estudio que se realice, es posible que le apliquen una o varias inyecciones de medio de contraste.

  13. Una vez finalizada la prueba, se retirará el catéter y se aplicará presión sobre la zona o se utilizará un dispositivo similar a un tapón para evitar el sangrado de la arteria.

  14. Después de que la zona deje de sangrar, le colocarán un apósito sobre el sitio. Se puede colocar un saco de arena u otro elemento pesado sobre el lugar para evitar una hemorragia mayor o la formación de un hematoma en el lugar.

¿Qué sucede después de un arteriograma cerebral?

Según el lugar en el que se haya inyectado el medio de contraste, es posible que deba permanecer recostado en una zona de recuperación durante varias horas después del procedimiento. Si se utilizó la zona de la ingle o del brazo, la pierna o el brazo de ese lado se mantendrán rectos durante un máximo de 12 horas. El personal de atención médica puede aplicar hielo para aliviar el dolor y la hinchazón. Si se utilizó el cuello, lo vigilarán para detectar signos de ronquera, problemas respiratorios o dolor o problemas para tragar.

Un enfermero será el encargado de controlarle los signos vitales y neurológicos y el sitio de la inyección mientras esté en el área de recuperación.

Probablemente, se le administren analgésicos para aliviar el dolor o las molestias relacionadas con el sitio de la inyección o el dolor producido por permanecer estirado y quieto durante mucho tiempo.

Se le recomendará que beba agua y otros líquidos para ayudar a expulsar el medio de contraste del cuerpo.

A menos que el proveedor de atención médica le indique lo contrario, podrá retomar su dieta después del procedimiento. Podrá retomar sus actividades normales de 8 a 12 horas después del procedimiento.

Cuando haya completado el período de recuperación, podrá regresar a su habitación del hospital o recibir el alta y volver a su casa. Si le hicieron este procedimiento de manera ambulatoria, organice para que a otra persona lo lleve a casa.

Cuidados en el hogar

Una vez en casa, revise si el lugar de la inyección sangra. Es normal tener un moretón pequeño, al igual que alguna gota de sangre en el lugar.

Si se utilizó la ingle o el brazo, vigile la pierna o el brazo para ver si hay alteraciones de temperatura o color, dolor, entumecimiento, hormigueo o pérdida de la función de la extremidad.

Beba abundante cantidad de líquidos para ayudar a prevenir la deshidratación y expulsar el medio de contraste.

Es posible que se le recomiende no realizar actividades extenuantes ni tomar baños o duchas calientes durante un tiempo después de la intervención.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Busque atención médica a la brevedad si sucede lo siguiente:

  • Fiebre o escalofríos

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, sangrado o secreción del lugar de la inyección

  • Enfriamiento, entumecimiento, hormigueo u otras alteraciones en la extremidad afectada

  • Alteraciones en el habla o la vista

  • Mareos

  • Debilidad o adormecimiento de los músculos

  • Dolor en el pecho

  • Dificultad para respirar

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones después del procedimiento, según su situación.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Neil Grossman MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.