Cistocele

¿Qué es el cistocele?

Cuando la pared que separa la vejiga y la vagina se debilita, la vejiga puede descender hacia el interior de la vagina o hundirse dentro de ella. A este trastorno se lo conoce como cistocele.

Los cistoceles se agrupan en grados:

Grado 1

Leve. La vejiga ingresa solo un poco en la vagina.

Grado 2

Más grave. La vejiga se ha hundido bastante en la vagina y llega hasta el orificio vaginal.

Grado 3

Más avanzado. La vejiga sobresale a través del orificio vaginal.

¿Cuáles son las causas de un cistocele?

Un cistocele puede deberse a lo siguiente:

  • Edad avanzada  

  • Sobrepeso

  • Dar a luz

  • Levantar objetos pesados

  • El esfuerzo realizado en el parto

  • Tos crónica

  • Estreñimiento

  • Esfuerzos reiterados durante las evacuaciones intestinales

  • Cirugía pélvica previa

  • Debilitamiento de los músculos que rodean la vagina por falta de estrógeno después de la menopausia

¿Cuáles son los síntomas del cistocele?

Los síntomas del cistocele incluyen los siguientes:

  • Sensación de pesadez o llenura

  • Un bulto que puede sentirse en la vagina

  • Dolor o sensación de opresión en la parte baja del abdomen o la pelvis

  • Dolor en la parte baja de la espalda (zona lumbar)

  • Infecciones urinarias frecuentes

  • Necesidad de orinar con más frecuencia o con urgencia

  • Pérdida de orina

  • Vaciamiento incompleto de la vejiga

  • Estreñimiento

  • Necesidad de empujar los órganos hacia arriba dentro de la vagina para orinar o para evacuar el intestino

  • Dolor durante las relaciones sexuales

  • Dificultad para colocarse tampones o aplicadores vaginales

  • Presión pélvica que empeora al estar de pie, levantar objetos o toser, o a medida que transcurre el día

  • Sangrado de la piel expuesta

¿Cómo se diagnostica el cistocele?

Su proveedor de atención médica revisará sus antecedentes médicos y le hará una exploración física y una exploración ginecológica. Otras pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Cistouretrografía (cistografía miccional). Se trata de una radiografía de la vejiga que se toma mientras la mujer está orinando y con la vejiga y la uretra llenas de un medio de contraste. Permite observar la forma de la vejiga y si hay obstrucciones.

  • Estudio urodinámico. Es un estudio de la función de la vejiga en el que se observa la cantidad de orina que retiene la vejiga antes de generar la necesidad de evacuarla. Permite ver cuál es la causa de la pérdida de orina.

  • Resonancia magnética. Esta prueba puede usarse para determinar el grado del prolapso de la vejiga.

Tal vez haya que realizar otras pruebas para determinar si hay problemas en otras zonas del aparato urinario.

¿Cómo se trata el cistocele?

El tratamiento depende del grado del cistocele y puede incluir lo siguiente:

  • Cambios en las actividades. No realizar determinadas actividades, como, por ejemplo, levantar objetos pesados o hacer esfuerzos al evacuar el intestino, que podrían agravar el cistocele.

  • Descenso de peso. Bajar de peso puede aliviar los síntomas.

  • Entrenamiento de la vejiga. Esto puede aliviar los síntomas de pérdida y alargar los intervalos entre las micciones.

  • Ejercicios de Kegel. Ejercicios diarios y habituales de los músculos pélvicos para fortalecerlos.

  • Pesario. Se trata de un dispositivo que se coloca en la vagina para mantener la vejiga en su lugar.

  • Cirugía. Puede hacerse para volver a colocar la vejiga en una posición más normal.

  • Tratamiento de reemplazo hormonal. Puede ayudar a fortalecer los músculos que rodean la vejiga y la vagina. Si está pensando en la posibilidad de hacer un tratamiento de reemplazo hormonal, hable primero con su proveedor de atención médica sobre los riesgos y los beneficios.

Información importante sobre el cistocele

  • El cistocele se produce cuando la pared que separa la vejiga de la vagina se debilita, lo que puede ocasionar el descenso de la vejiga hacia el interior de la vagina o su hundimiento dentro de ella.

  • Puede deberse a factores que aumentan la presión sobre los músculos pélvicos.

  • El tratamiento depende de la gravedad del cistocele y tal vez incluya evitar determinadas actividades, cirugía u otros métodos.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Última revisión: 1/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.